This is not the document you are looking for? Use the search form below to find more!

Report home > Religion

Grandes Temas Bíblicos

3.00 (1 votes)
Document Description
Esta obra ofrece una síntesis sobre 52 de los temas más esenciales de la teología y doctrina cristiana.
File Details
  • Added: February, 14th 2011
  • Reads: 1332
  • Downloads: 14
  • File size: 1.29mb
  • Pages: 268
  • Tags: teologia, biblia, doctrina, chafer, cristianismo, fe
  • content preview
Submitter
  • Username: antonio
  • Name: antonio
  • Documents: 8
Embed Code:

Add New Comment




Related Documents

Bí´miði

by: Siggibar, 1 pages

Bíómiði

Kde se vyrábí banány?

by: Craney, 3 pages

Jak se nazývá místo, kde se vyrábí banány?

La Promesa de Jesús - El Arrebatamiento

by: daniel727, 26 pages

A pesar de lo negativo que parezca el mundo, hay promesas bíblicas que prometen guardar al verdadero pueblo de Dios que esta esperando y velando cada día, para esperar ese glorioso momento ...

Amor Verdadero

by: Karolina, 18 pages

Aprende acerca del amor; a no confundir amor con enamoramiento, ni con el sexo. Aprenderás acerca de lo que no es el amor y lo que es el amor en el sentido bíblico, podrás amar a tu ...

Díptic Campus Club Bàsquet Vic 2009-2010

by: CBVic, 1 pages

Díptic informatiu del campus d'estiu 2010 del Club Bàsquet Vic

Thiết kế nội thất, Trang trí nội thất, Tủ bếp - Bepxinh.vn

by: inoithat, 9 pages

Bếp Xinh thiết kế nội thất, sản xuất nội thất, tủ bếp chất lượng cao, tư vấn thiết kế trang ...

[HISTORIA] Temas cortos sobre la Historia de España

by: alfongj, 22 pages

Apuntes de temas cortos (hasta antes del s. XIX) de historia de España, de segundo de bachillerato. Basados en lo impartido por María Victoria (profesora del Colegio Everest)

[HISTORIA] Temas largos de historia para selectividad

by: alfongj, 42 pages

Temas largos (s. XIX y s.XX) de historia para selectividad de la comunidad de Madrid. Basados en lo impartido por la profesora María Victoria del Colegio Everest.

Suppression on the Aflatoxin-B Production and the Growth of Aspergillus flavus by Lactic Acid Bacteria {Lactobacillus delbrueckii, Lactobacillus fermentum and Lactobacillus plantarum)

by: shinta, 6 pages

This research was aimed to study the potency of lactic acid bacteria in the inhibition of A. flavus growth and the production of aflatoxin-B. Three species of the bacteria i.e., Lactobacillus ...

Preparation of Protein-Stabilized b-Carotene Nanodispersions by Emulsification - Evaporation Method

by: shinta, 10 pages

This work was initiated to prepare protein- stabilized b-carotene nanodispersions using emulsification– evaporation. A pre-mix of the aqueous phase composed of a protein and ...

Content Preview
Chafer – Grandes Temas Bíblicos
INDICE DE TEMAS
- 52 capítulos más la Introducción -
Tomado de http://www.adorador.com/temasdoctrinales/
Introducción por L. S. C.
La Biblia: La Palabra de Dios
La Biblia: Inspirada por Dios
La Biblia: Su Tema y Propósito
La Biblia como revelación divina
La Trinidad de Dios

Dios el Padre
Dios el Hijo: Su preexistencia
Dios el Hijo: Su encarnación
Dios el Hijo: Su muerte vicaria
Dios el Hijo: Su resurrección
Dios el Hijo: Su ascención y sacerdocio
Dios el Hijo: Su regreso por sus santos
Dios el Hijo: Su regreso con sus santos
Dios El Espíritu Santo: Su personalidad
Dios El Espíritu Santo: Su Advenimiento
Dios El Espíritu Santo: Su Regeneración
Dios El Espíritu Santo: Su Morada Y Sellamiento
Dios El Espíritu Santo: Su Bautismo
Dios El Espíritu Santo: Su plenitud

Las Dispensaciones
Los Pactos
Los Angeles
Satanás: su personalidad y poder
Satanás: su obra y destino
El hombre: su creación
El hombre: su caída
El pecado: su carácter y universalidad
Salvación de la pena del pecado
Salvación del poder del pecado
Cuatro aspectos de la justicia
Santificación
La seguridad presente de la salvación
La Seguridad Eterna de la salvación

La elección divina

La Iglesia: sus miembros
La Iglesia: Su Propósito Y Comisión
La Iglesia: su servicio y mayordomía

La Iglesia: su culto en la oración y la acción de gracias
La iglesia: Su organización y ordenanzas
La Iglesia: El Cuerpo y la Esposa de Cristo
El sábado y el día del Señor
Los gentiles en la historia y las profecías
Israel en la historia y las profecías
Hechos que preceden la segunda venida de Cristo
La Gran Tribulación
La segunda venida de Cristo
Las resurrecciones
El juicio de Israel y las naciones
El Reino Milenial
El juicio de Satanás y los ángeles caídos
El Juicio Del Gran Trono Blanco

El Cielo Nuevo Y La Tierra Nueva
Si desea comunicarnos algo escriba a: oficina@adorador.com
*Tomado de Grandes Temas Bíblicos -Lewis Sperry Chafer- CLIE-
Este libro no es, de ningún modo, un tratado de Teología Sistemática. En su
preparación se ha elegido un limitado número de los más vitales y prácticos temas
doctrinales, realizando con ello un intento para adaptar estas breves discusiones a las
necesidades del cristiano no entrenado debidamente.
Para cada capítulo se ha añadido una lista de preguntas, con las cuales se espera que
pueda resultar el estudio más útil, tanto para uso individual como de grupos. El
estudiante que esté versado ya en tales cuestiones deberá examinar cada pasaje de los
citados y continuar el estudio de cada tema hasta que todas las preguntas puedan ser
contestadas de memoria.
Las doctrinas de la Biblia son la médula de la revelación, y el estudiante atento de la
Biblia tiene que quedar impresionado con el énfasis del Nuevo Testamento sobre la
«sana doctrina» (Mt. 7:28; Jn. 7:16-17; Hch. 2:42; Ro. 6:17; Ef. 4:14; 1 Ti. 1:3; 4:6,16;
6:1; 2 Ti. 3:10,16; 4:2-3; 2 Jn. 940).* No conociendo las doctrinas de la Biblia, el hijo
de Dios estará, incluso siendo sincero, «llevado de un lado a otro, arrastrado por todo
viento de doctrina, por artimañas de los hombres, y la maliciosa astucia, con las cuales
engañan en espera de seducir y llevar a la mentira», siendo de ello suficiente prueba
los muchos creyentes de buena fe que son arrastrados a modernos cultos y herejías.
Por otra parte, el propósito divino es que el siervo de Cristo deba estar plenamente
equipado para «predicar la palabra, a tiempo y fuera de tiempo, y para redargüir,
reprender y exhortar con toda paciencia y doctrina».
Estos capítulos se publican con la pura y cristiana intención de que sirvan para honrarle

a Él, cuya gloria y gracia son supremas e infinitas, y que algunos de entre los hijos de
Dios reciban una ayuda precisa y adecuada «para hablar de las cosas que constituyen la
sana doctrina».
* Los libros de la Biblia se abrevian de acuerdo a como aparecen en la versión Reina-
Valera de 1960.

Libros CLIE -Galvani, 113 -08224 Terrassa (Barcelona).
La Biblia: La Palabra de Dios
Incluso para un lector ocasional de la Biblia, pronto se pone de manifiesto que está
leyendo un libro fuera de lo usual. Aunque cubre miles de años de la historia humana y
está escrita por más de cuarenta escritores humanos, la Biblia no es una simple
colección de escritos, sino todo un Libro que posee una fascinante continuidad. Se le
llama «La Biblia», de la palabra griega biblos, que significa «Un libro». Su
extraordinaria característica es debida al hecho de que es ciertamente la Palabra de
Dios, aunque haya sido escrita por autores humanos.
Se ofrecen dos líneas de evidencia que apoyan la conclusión de que la Biblia es la
Palabra de Dios: 1) la evidencia interna; los hechos hallados en la propia Biblia y la
propia afirmación de la Biblia concerniente a su origen divino; 2) la evidencia externa;
la naturaleza de los hechos dados en la Escritura, que apoyan su carácter sobrenatural.
A. EVIDENCIA INTERNA
En cientos de pasajes, la Biblia declara o afirma por sí misma ser la Palabra de Dios
(Dt. 6:6-9, 17-18; Jos. 1:8; 8:32-35; 2 S. 22:31; Sal. 1:2; 12:6; 19:7-11; 93:5; 119:9, 11,
18, 89-93,97-100, 104-105, 130; Pr. 30:5-6; Is. 55:10-11; Jer. 15:16; 23:29; Dn. 10:21;
Mt. 5:17-19; 22:29; Mr. 13:31; Lc. 16:17; Jn. 2:22; 5:24; 10:35; Hch. 17:11; Ro. 10:17;
1 Co. 2:13; Col. 3:16; 1 Ts. 2:13; 2 Ti. 2:15; 3:15-17; 1 P.1:23-25; 2 P.3:15-16; Ap. 1:2;
22:18). Las Escrituras declaran, de muchas formas diversas, que la Biblia es la Palabra
de Dios y que su afirmación es clara e inteligible para cualquiera. La afirmación
constante de los escritores del Antiguo Testamento, los del Nuevo y del propio
Jesucristo, es que la Biblia es la inspirada Palabra de Dios. Por ejemplo, el Salmo 19:7-
11 declara que la Biblia es ciertamente la Palabra del Señor, y nombra seis
perfecciones, con sus seis correspondientes transformaciones de carácter humano, que
la Palabra cumple. Jesucristo declaró que la Ley tiene que ser cumplida (Mt. 5:17-18).
En Hebreos 1:1-2, no solamente se afirma que Dios habló en el Antiguo Testamento a
los profetas con palabra de Dios, sino que también lo hizo Su Hijo en el Nuevo. La
Biblia sólo puede ser rechazada Si se rechazan sus constantes afirmaciones de ser la
Palabra de Dios.
B. EVIDENCIA EXTERNA
La Biblia no sólo afirma y reclama para sí el ser la Palabra de Dios, sino que apoya estas

afirmaciones por abundantes evidencias que han convencido con frecuencia incluso a
los lectores más escépticos.
1. La continuidad de la Biblia. Uno de los más sorprendentes y extraordinarios hechos
respecto a las Escrituras es que, aunque fueron escritas por más de cuarenta autores
que vivieron a lo largo de un período de más de 1,600 años, la Biblia es, no obstante,
un Libro y no una simple colección de 66 libros. Sus autores proceden de los más
diversos lugares y situaciones de la vida; hay reyes, campesinos, filósofos, hombres de
Estado, pescadores, médicos, eruditos, poetas y agricultores. Vivieron en diferentes
culturas, en diferentes experiencias existenciales, y con frecuencia fueron
completamente distintos en carácter. La Biblia tiene una continuidad que puede ser
observada desde el Génesis hasta el Apocalipsis.
La continuidad de la Biblia puede ser constatada en su secuencia histórica que
comienza con la creación del mundo presente hasta la de los nuevos cielos y la nueva
tierra. El Antiguo Testamento revela temas doctrinales tales como la naturaleza del
propio Dios, la doctrina del pecado, la de la salvación y el programa y propósito de Dios
para el mundo como un todo, para Israel y para la Iglesia. La doctrina está
progresivamente presentada desde sus principios en forma de introducción, hasta su
más completo desarrollo. El tipo está seguido por el antitipo, la profecía por su
cumplimiento. Uno de los temas continuados de la Biblia es la anticipación,
presentación, realización y exaltación de la persona más perfecta de la tierra y los
cielos, nuestro Señor Jesucristo. El relato de tan fascinante Libro, con su continuidad
de desarrollo, exige un milagro mucho mayor que la inspiración en sí misma. De
acuerdo con esto, los creyentes de la Escritura, si bien reconocen la factura humana de
varios de sus libros, su continuidad y su guía se deben a la inspiración del Espíritu
Santo.
2. La extensión de la revelación bíblica. En su manifestación de la Verdad, la Biblia
es inextinguible. Al igual que un telescopio, se adentra en el universo desde las
infinitas alturas y profundidades de los cielos, hasta la tremenda hondura del infierno y
capta las obras de Dios desde el principio hasta el fin. Como un microscopio, revela los
más diminutos detalles del plan y el propósito de Dios y la perfectísima obra de la
creación. Al igual que un estereoscopio, sitúa a todos los seres y objetos, tanto si están
en los cielos como en la tierra, en correcta relación, los unos con los otros. Aunque
muchos de los libros de la Biblia fueron escritos en los comienzos del conocimiento
humano, en una época en que sus autores ignoraban por completo los modernos
descubrimientos, lo que ellos escribieron, sin embargo, no ha sido nunca contradicho
por posteriores descubrimientos, y los antiguos escritos de la Escritura se hallan
sorprendentemente adaptados a modernas situaciones. En el amplísimo contexto de su
revelación, la verdad bíblica alcanza horizontes insospechados que van más allá del
descubrimiento humano, alcanzando, como de hecho lo hace, desde la eternidad del
pasado, a la eternidad del futuro, revelando hechos que sólo Dios puede conocer. No
existe otro libro en todo el mundo que haya intentado siquiera presentar la Verdad de
un modo comprensible como lo hace la Biblia.
3. La influencia y publicación de la Biblia. Ningún otro libro ha sido jamás publicado

en tantas lenguas e idiomas, por y para tan diferentes pueblos y culturas, como la
propia Biblia. Sus páginas están entre las primeras que fueron impresas cuando se
inventaron las prensas de la moderna imprenta. Millones de copias de la Escritura han
sido publicadas en todas las principales lenguas del mundo, y no hay una sola lengua
escrita que no tenga, al menos, una porción impresa de la Biblia. Aunque los
escépticos, como el francés Voltaire, infiel y herético, han predicho con frecuencia que
la Biblia quedaría relegada al olvido en el paso de una generación, e incluso autores del
siglo XX han pronosticado que la Biblia pronto sería un libro olvidado, lo cierto es que
la Biblia continúa publicándose en número creciente y en mayor número de lenguas que
antes. Otras religiones han sobrepasado a la Cristiandad en número de seguidores, pero
no han sido capaces de ofrecer ninguna revelación escrita comparable a la Escritura. En
nuestra época moderna, la influencia de la Biblia continúa su ritmo de difusión
incesante. Para los no salvos es la «espada del Espíritu» (Ef. 6:17) y para los salvos es
un poder efectivo, santificante y que limpia de toda mancha (Jn. 17:17; 2 Co. 3:17, 18;
Ef. 5:25, 2ó). La Biblia continúa siendo la única base divina para la ley y la moralidad.
4. El contenido de la Biblia. El carácter sobrenatural de la Biblia se aprecia en el
hecho de que trata tan libremente con lo desconocido y, desde luego, incognoscible,
como con lo que es conocido. Describe la eternidad en el pasado, incluyendo la
creación antes de que el hombre existiese. Se revelan la naturaleza y las obras de Dios.
En las profecías bíblicas se manifiesta la totalidad del programa divino para el mundo,
para Israel y para la iglesia, culminando en esta última, que es eterna. En cada materia
presentada y descrita, sus declaraciones son decisivas, concretas y están al margen del
tiempo. Su naturaleza comprensiva ha hecho a sus lectores sabios en la verdad que se
relata tanto en el tiempo como en la eternidad.
5. La Biblia como literatura. Considerada como obra literaria, la Biblia es también
algo supremo. No solamente contiene la historia gráfica, sino la profecía en detalle, la
más bella poesía y el drama, relatos de amor y de guerra, las especulaciones de la
filosofía y cuanto se relaciona con la verdad bíblica. La variedad de la producción de
sus autores está contrastada por la multiplicidad de sus materias. Ningún otro libro de
literatura tiene tantos lectores apasionados de todas las edades y de todos los. grados
de inteligencia y.erudición.
6. La autoridad sin prejuicios de la Biblia. El carácter humano de los autores de la
Biblia, carece de prejuicios en favor del hombre. La Biblia registra y señala, sin vacilar,
el pecado y la debilidad de los mejores hombres, y advierte gráficamente a aquellos
que confían en sus propias virtudes de su condenación final. Aunque escrito por
humanos, es un mensaje de Dios hacia el hombre, más bien que un mensaje del hombre
para el hombre. Aunque algunas veces habla de cosas terrenales y de experiencias
humanas, también describe con claridad y autoridad cosas tanto de los cielos como de
la tierra, visibles o invisibles; revelando hechos acerca de Dios, de los ángeles, los
hombres, del tiempo y de la eternidad; de la vida y la muerte, del pecado y la
salvación, del cielo y del infierno. Semejante libro no podría haber sido escrito por el
hombre -si hubiese tenido que elegir hacerlo, y aun de haber podido, nunca habría
querido hacerlo- al margen de la divina dirección. Por tanto, la Biblia, aunque escrita
por hombres, es un mensaje que procede de Dios, con la certeza, la seguridad y la paz

que sólo Dios puede proporcionar.
7. El carácter supremo de la Biblia. Por encima de todo lo dicho anteriormente, la
Biblia es un libro sobrenatural que revela la persona y la gloria de Dios manifestada en
Su Hijo. Tal persona, Jesucristo, jamás pudo haber sido la invención de un hombre
mortal, ya que Sus perfecciones nunca podrían haber sido comprendidas ni por los
hombres más sabios y santos de esta tierra. El supremo carácter de la Biblia está
apoyado por su revelación del carácter supremo en la persona de Jesucristo.
Como consecuencia de la combinación de las cualidades sobrenaturales y procedentes
del hombre que entran en la composición de la Biblia, puede observarse una similitud
entre la Biblia como la Palabra escrita y el Señor Jesucristo como el Verbo viviente.
Ambas son sobrenaturales en origen, presentando una mezcla inescrutable y perfecta
de lo que es divino y de lo que es humano. Ambas también ejercen un poder de
transformación sobre aquellos que creen, e igualmente permitido por Dios como algo
negativo y rechazado por los que no creen. Las perfecciones divinas, impolutas y en
toda su grandeza que no sufre la menor disminución, están inmersas en ambos
aspectos. Las revelaciones que muestra son igualmente tan simples como la capacidad
mental de un niño, y tan complejas como los infinitos tesoros de la divina sabiduría y el
divino conocimiento, sostenidas por el Dios que las ha revelado.
PREGUNTAS
1. ¿Qué significa la palabra «Biblia»?
2. ¿En qué consisten las dos líneas generales de evidencia de que la Biblia es la Palabra
de Dios?
3. Mencionar cinco pasajes del Antiguo Testamento y otros cinco del Nuevo en que la
Biblia declare o asuma por sí misma el ser la Palabra de Dios.
4. Mencionar seis perfecciones, con sus seis correspondientes transformaciones, del
carácter humano que la Palabra cumpla de acuerdo con el Salmo 19:7-11.
5. ¿Por qué es la continuidad de la Biblia una evidencia de su inspiración?
ó. ¿Cuáles son algunas de las evidencias de la continuidad de la Biblia?
7. ¿En qué difiere la Biblia de otros libros respecto a la expresión de su revelación de la
verdad?
8. ¿De qué forma tiene relación la extensiva publicación de la Biblia con su poder
transformador?
9. Describir y relatar el carácter sobrenatural de la Biblia con relación a su contenido.
10. Evaluar la Biblia en su carácter literario.
11. ¿Cómo puede ser relacionada la cualidad humana de su confección con la autoridad
exenta de prejuicios de la Biblia?
12. Relacionar la Biblia como libro sobrenatural con Jesucristo como persona
sobrenatural.
La Biblia: Inspirada por Dios
La Biblia es el único libro escrito por inspiración de Dios, en el sentido de que Dios ha
guiado personalmente a sus escritores. La inspiración de la Biblia se define como una

enseñanza que Dios ha impartido directamente a sus autores y que, sin destruir ni
anular su propia individualidad, su estilo literario o intereses personales, Dios ha
transmitido en la misma Su completo e íntimo pensamiento, y así ha quedado
registrado por sus autores humanos. Al formar las Escrituras, es cierto que Dios empleó
a escritores humanos; pero esos hombres, aunque no pudieran haber comprendido todo
lo que estaban escribiendo, sin embargo, bajo la guía de Dios y su mano directriz,
produjeron los 66 libros que forman la Biblia, en la cual se halla una fascinante
continuidad y una constante evidencia de la obra del Espíritu Santo dirigiendo sus
plumas.
Por tanto, aunque escrita por medios humanos, la Biblia es el mensaje de Dios al
hombre, más bien que un mensaje del hombre para su prójimo. Sin importar si las
palabras registradas son las que Dios dictó literalmente, las copias halladas de antiguos
códices y los resultados de la investigación acerca de los autores humanos, o de sus
pensamientos, aspiraciones y temores, demuestran que en cada detalle Dios guió a esos
hombres de tal forma que lo que ellos escribieron fue precisamente lo que Dios intentó
que escribieran, con el resultado, pues, de que la Biblia es, ciertamente, la Palabra de
Dios. Aunque ciertos pasajes de la Biblia puedan diferir notablemente en su carácter,
todas y cada una de las palabras de la Escritura son igualmente inspiradas por Dios.
La doctrina de la inspiración, precisamente por ser sobrenatural, presenta algunos
problemas para la comprensión humana. ¿Cómo puede un autor humano, registrando
sus propios pensamientos y sus conocimientos, ser guiado para escribir exactamente lo
que Dios desea que escriba? Precisamente por existir preguntas como ésta, se han
aventurado algunas opiniones, como la de la extensión del control divino sobre los
autores humanos. Existen diversas «teorías de la inspiración», y todos los intérpretes
de la Biblia siguen alguna de tales teorías. La perspectiva de la inspiración aceptada
por el comentarista es el fundamento sobre el cual están construidas todas las
interpretaciones de la Biblia, y por tal motivo es preciso prestar una cuidadosa
atención a la verdadera perspectiva de la inspiración.
A. TEORIAS DE LA INSPIRACION
1. Inspiración verbal y plenaria. En la historia de la iglesia, la visión ortodoxa de la
inspiración ha sido descrita como verbal y plenaria. Por inspiración verbal se quiere
significar que el Espíritu de Dios fue quien guió la elección de las palabras usadas en los
escritos originales. Sin embargo, la Escritura indica la factura humana. Varios libros de
la Biblia reflejan las características personales del escritor, en estilo y vocabulario, y
con frecuencia sus personalidades están expresadas en sus pensamientos, opiniones,
plegarias o temores. No obstante, aunque son evidentes los elementos humanos en la
Biblia, la doctrina de la inspiración plenaria sostiene y afirma que Dios lo dirigió, de tal
forma que todas las palabras que fueron usadas, lo fueron igualmente por Dios, e
inspiradas por El. Esto se pone de relieve por el uso de la palabra «plenaria», que
significa «completa inspiración», como término opuesto a los puntos de vista que
afirman que sólo hay una parcial inspiración en la Biblia.

Otras palabras descriptivas adicionales se añaden con frecuencia para aclarar lo que es
la doctrina ortodoxa. Se declara que la Escritura es infalible en el sentido de ser
precisa e inmune a todo error. También se declara que la Escritura es inerrable,
significando con ello que la Biblia no contiene ningún error, como declaración de
hecho. Aunque la Biblia puede registrar en ocasiones declaraciones de los hombres que
no son ciertas, o incluso palabras de Satanás, como en Génesis 3:4, en todos esos
casos, aunque la declaración atribuida a Satanás o a los hombres está fielmente
registrada, está claro que Dios no afirma la verdad de tales declaraciones. Al afirmar
que la Biblia está verbal y totalmente inspirada, además de ser inerrable e infalible en
sus declaraciones de la verdad, se sostiene que la guía perfecta y sobrenatural de Dios
es suministrada a toda palabra de la Escritura, de tal forma que la Biblia pueda ser
considerada como una precisa y exacta declaración de la verdad divina.
La seguridad de la inspiración se aplica, por supuesto, a los escritos originales
solamente y no a las copias, traducciones o anotaciones. Como no existe ningún
manuscrito original, los eruditos se han extendido en gran medida para determinar la
precisión del texto de la Biblia de que ahora disponemos. Para el propósito de enseñar
la verdad, puede presumirse y tenerse por cierto de que nuestras presentes copias de
la Biblia son exactas reproducciones de los escritos originales. Si bien existen pequeñas
variantes en el texto, tales variaciones apenas afectan cualquier enseñanza de la Biblia
y los hallazgos posteriores de manuscritos tienden a confirmar esta conclusión.
Para todos los propósitos prácticos, el Antiguo Testamento, escrito en hebreo, y el
Nuevo, redactado en griego, pueden ser aceptados como la verdadera Palabra de Dios y
una auténtica declaración de lo que Dios intentó comunicar al hombre.
2. Teoría mecánica o del dictado. En contraste con la verdadera doctrina de la
inspiración, que permitió a los autores humanos, con su personalidad, redactar los
escritos bajo la dirección de Dios, algunos han sostenido que Dios realmente dictó la
Escritura y que los escritores de la Biblia actuaron sólo como taquígrafos. Pero si Dios
hubiese dictado la Biblia, el estilo de la redacción y el vocabulario de la Biblia sería el
mismo en toda su extensión. En muchos casos los autores de la Escritura expresaron sus
propios temores y sentimientos, o sus plegarias para la salvación divina, y de diversas
maneras dejaron la impronta de su personalidad en el registro divino. La oración
surgida del corazón de Pablo por Israel, en Romanos 9:1-3, por ejemplo, habría perdido
su significado de haber sido dictada por Dios.
De acuerdo, pues, con lo anteriormente expresado, mientras que la inspiración se
extiende a toda palabra de la Escritura, no se desestima la personalidad humana, el
estilo literario o el interés personal. La Biblia afirma la realización humana, al igual
que lo hace con la autoridad divina del Libro. Dios cumplió con exactitud lo que El
quiso al dirigir a los autores humanos que la escribieron, pero sin el proceso mecánico
del dictado. Algunas porciones de la Biblia fueron dictadas por Dios y así está indicado
en el mismo texto sagrado, pero la mayor parte de la Biblia fue escrita por autores
humanos sin evidencia de un dictado directo.
3. La teoría del concepto. Algunos han intentado debilitar la completa inspiración de

la Biblia y hacen concesiones a la autoridad humana, diciendo que Dios inspiró el
concepto, pero no las palabras precisas. Esta opinión, no obstante, presenta graves
problemas si se piensa en que los autores humanos sólo entendieron parcialmente lo
que Dios les hubo revelado y, al hacerlo con sus propias palabras, pudieron muy bien
haber introducido errores de consideración en sus escritos.
La Biblia contradice expresamente la idea de que sólo les fue suministrado el concepto
a sus autores humanos. Una y otra vez se pone énfasis en el sentido de que las palabras
de la Sagrada Escritura han sido inspiradas. La importancia de las palabras se menciona
frecuentemente (Ex. 20:1; Jn. 6:63; 17:8; 1 Co. 2:13). En anotaciones del Antiguo
Testamento se afirma repetidamente también que las palabras, en sí mismas, están
inspiradas por Dios, como sucede en Jn. 10:34-35; Gá. 3:16; y la frecuente mención de
la Biblia como la Palabra de Dios, en Ef. 6:17; Stg. 1:21-23; y 1 P. 2:2. Se pronuncia
una solemne condenación sobre cualquiera que suprima la Palabra de Dios (Ap. 22:18-
19). La teoría del concepto, pues, no tiene consistencia respecto a que la Escritura
haya sido redactada así; falla enteramente a la luz de lo que la misma Biblia afirma
acerca de la verdadera doctrina de la inspiración.
4. Inspiración parcial. Se han aventurado también otras teorías en el sentido de que
sólo parte de la Biblia es inspirada. Por ejemplo, algunos han afirmado que las
porciones reveladas de la Biblia que se refieren a la verdad divina son precisas y
ciertas, pero que no pueden aceptarse las declaraciones de tipo histórico, geográfico o
científico. Emparejada con la inspiración parcial está la idea de que algunos
fragmentos de la Escritura están más inspirados que otros, y así la verdad y el error se
convierten en cuestión de grado. Esto se aplica, a veces, a lo que es conocido como la
«inspiración mística» o la idea de que Dios ayudó en diversos grados a los autores en lo
que ellos escribieron, pero no dándoles por completo la capacidad de escribir la
Escritura sin error Todas las formas de inspiración parcial dejan la inspiración a juicio
del lector y, en consecuencia, la autoridad de la Escritura se convierte en la autoridad
de la persona que lee la Escritura, no existiendo de tal forma dos lectores que estén de
acuerdo con exactitud respecto a lo que hay de verdad y lo que no lo es.
5. La opinión neo-ortodoxa de la inspiración. En el siglo XX se ha aventurado una
nueva opinión o punto de vista sobre la inspiración divina, que comienza con Karl
Barth, y que se denomina neo-ortodoxa. Aunque sin negar necesariamente que existan
elementos sobrenaturales en los escritos de la Escritura, esta opinión reconoce que hay
errores en la Biblia, y de esta forma la Biblia no puede ser tomada literalmente como
verdadera. La neo-ortodoxia sostiene que Dios habla mediante las Escrituras y las
utiliza como un medio para comunicarse con nosotros. De acuerdo con este punto de
vista, la Biblia se convierte en un canal de la revelación divina, de forma muy parecida
al concepto de que una bella flor o un encantador crepúsculo suministran el concepto
de que Dios es el Creador. La Biblia, considerada bajo semejante teoría, se hace
verdadera sólo cuando es comprendida, y la evidencia de verdad queda igualmente a
juicio del lector individual. La historia de este punto de vista demuestra que no hay dos
personas que estén exactamente de acuerdo respecto a lo que la Biblia enseña
realmente y, al igual que la inspiración parcial, deja al individuo como autoridad final
por lo que concierne a lo que es verdad y lo que es falso.

6. Inspiración naturalista. Esta es la opinión más extrema de incredulidad y sostiene
que la Biblia es igual que otro libro cualquiera. Aunque Dios haya podido otorgar a sus
autores una capacidad fuera de lo común para expresar conceptos, es, después de
todo, una producción humana sin ninguna guía divina y sobrenatural. La Biblia, sujeta a
este concepto, se convierte simplemente en cualquier otro libro de religión, que
expresa antiguos conceptos y opiniones de experiencia espiritual que han tenido los
hombres en el pasado. Esta opinión destruye cualquier distintiva afirmación respecto a
la autoridad divina de la Biblia y deja sin explicación la maravillosa y real precisión de
la Biblia.
En última instancia el lector de la Escritura tiene que tomar una postura y hacer una
elección. O bien la Biblia es lo que afirma ser -la Palabra inspirada de Dios- y un libro
en que confiar, como si Dios lo hubiese escrito por sí mismo, sin autores humanos, o
tiene que ser considerada como un libro que no sustancia sus afirmaciones y no es,
ciertamente, la Palabra de Dios. Mientras que pueden sumarse muchas pruebas en
apoyo de la inspiración de la Biblia, la mejor evidencia se encuentra en el hecho de
que la acción del Libro en la Historia apoya sus propias afirmaciones. Su poder se ha
manifestado en las vidas transformadas de millones de personas que han puesto su
confianza en las palabras y las promesas de la Escritura.
B. EL TESTIMONIO DE CRISTO
El hecho de que la Biblia está inspirada por el Espíritu Santo está apoyado por muchas
evidencias internas de que es, ciertamente, la Palabra de Dios, y está confirmado por
el poder de la Palabra de Dios para influenciar y transformar a los hombres. De todas
las evidencias, sin embargo, una de las más importantes es el testimonio de nuestro
Señor Jesucristo mismo de que, efectivamente, la Biblia está inspirada por Dios.
Dondequiera que Jesucristo cita la Escritura -y El lo hizo con frecuencia- lo hizo como
teniendo la autoridad y el completo reconocimiento de que había llegado a manos de
los hombres por la inspiración del Espíritu Santo.
De acuerdo con Mateo 5:18, Cristo afirma que ni una jota ni una tilde de la Ley quedará
sin cumplimiento Con esto El expresaba que ni una jota (la letra más pequeña del
alfabeto hebreo) o una tilde (la parte más pequeña de una letra que pudiese cambiar
su significado) habrían de quedar incumplidas. Si la precisión y la inspiración se
extienden a cada una de sus letras, Cristo estaba obviamente afirmando la inspiración
de la totalidad del Antiguo Testamento.
En Juan 10:35 Cristo afirmó que «la Escritura no puede ser quebrantada», no puede
fallar. Una y otra vez el Nuevo Testamento afirma un exacto cumplimiento del Antiguo
Testamento, como en Mateo 1:22, 23 (cf. Mt. 4:14; 8:17; 12:17; 15:7-8; 21:4-5; 42;
22:29; 26:31, 56; 27:9, 10, 35). Estas referencias procedentes del Evangelio de Mateo
son típicas de lo que se difunde por todo el Nuevo Testamento en su totalidad. Incluso
cuando afirma un cambio dispensacional o una modificación de una regla de vida, la
autoridad y la inspiración de las declaraciones originales de la Escritura no se discuten
en absoluto (Mt. 19:7-12).

Document Outline

  • Introducción
  • La Biblia: La Palabra de Dios
  • La Biblia: Inspirada por Dios
  • La Biblia: Su Tema y Propósito
  • La Biblia como revelación Divina
  • La Trinidad de Dios
  • Dios el Padre
  • Dios el Hijo: Su Preexistencia
  • Dios el Hijo: Su Encarnación
  • Dios el Hijo: Su muerte vicaria
  • Dios el Hijo: Su resurrección
  • Dios el Hijo: Su ascensión y sacerdocio
  • Dios el Hijo: Su regreso por sus santos
  • Dios el Hijo: Su regreso por sus santos
  • Dios El Espíritu Santo: Su personalidad
  • Dios El Espíritu Santo: Su Advenimiento
  • Dios El Espíritu Santo: Su Regeneración
  • Dios El Espíritu Santo: Su Morada Y Sellamiento
  • Dios El Espíritu Santo: Su Bautismo
  • Dios El Espíritu Santo: Su plenitud
  • Las Dispensaciones
  • Los Pactos
  • Los Ángeles
  • Satanás: su personalidad y poder
  • Satanás: su obra y destino
  • El hombre: su creación
  • El hombre: su caída
  • El pecado: su carácter y universalidad
  • Salvación de la pena del pecado
  • Salvación del poder del pecado
  • Las Escrituras distinguen cuatro aspectos de la justicia.
  • Santificación
  • La Seguridad Presente De La Salvación
  • La Seguridad Eterna De La Salvación
  • La elección divina
  • La Iglesia: sus miembros
  • La Iglesia: Su Propósito y Comisión.
  • La Iglesia: su servicio y mayordomía
  • La iglesia: Su culto en la oración y la acción de gracias
  • La iglesia: Su organización y ordenanzas
  • La Iglesia: El cuerpo y la esposa de Cristo y su recompensa
  • El sábado y el día del Señor
  • Los gentiles en la historia y las profecías
  • Israel en la historia y las profecías
  • Hechos que preceden la segunda venida de Cristo
  • La Gran Tribulación
  • La segunda venida de Cristo
  • Las resurrecciones
  • El juicio de Israel y las naciones
  • El reino milenial
  • El juicio de Satanás y los ángeles caídos
  • El juicio del gran trono blanco
  • El Cielo nuevo y La Tierra Nueva

Download
Grandes Temas Bíblicos

 

 

Your download will begin in a moment.
If it doesn't, click here to try again.

Share Grandes Temas Bíblicos to:

Insert your wordpress URL:

example:

http://myblog.wordpress.com/
or
http://myblog.com/

Share Grandes Temas Bíblicos as:

From:

To:

Share Grandes Temas Bíblicos.

Enter two words as shown below. If you cannot read the words, click the refresh icon.

loading

Share Grandes Temas Bíblicos as:

Copy html code above and paste to your web page.

loading