This is not the document you are looking for? Use the search form below to find more!

Report home > Social

Ley Organica de Proteccion a los Niños, niñas y Adolescentes

0.00 (0 votes)
Document Description
Este documento se refiere a la Ley Orgánica de Protección a los Niños, Niñás y Adolescentes. Venezuela, año 2007
File Details
  • Added: August, 08th 2010
  • Reads: 1846
  • Downloads: 5
  • File size: 534.33kb
  • Pages: 193
  • Tags: ley, organica, proteccion, ninos, ninas, adolescentes, venezuela, 2007
  • content preview
Submitter
  • Name: manuel
Embed Code:

Add New Comment




Related Documents

LEY 1014 DE 2006

by: EMPRENDIMIENTO CBA, 10 pages

LEY DE FOMENTO A LA CULTURA DEL EMPRENDIMIENTO

Depannage De Plomberie A Cannes

by: samathaqturner, 2 pages

Depannage De Plomberie A Cannes

Propunerea de modificare a Legii 295

by: bozo, 2 pages

Propunerea de modificare a Legii 295

Marketing online: El reto de captar a los consumidores multiculturales Getting A Free Invoice Software for Small Business? See This

by: pencil34polish, 2 pages

Los departamentos de marketing se decantan por el uso del marketing móvil, el video online y los jue...

Justicia para los niños de la guardería ABC

by: Aldote, 1 pages

Invitación a la protesta y exigencia de justicia para los casi cincuenta niños muertos de la guardería abc en hermosillo, sonora, México

Líneas esenciales de acceso a abogacía y procuraduría Ley 34/2006

by: Burgerking, 5 pages

Líneas esenciales del régimen de acceso a las profesiones de abogado y procurador tras la Ley 34/2006

Estrategias y recursos para el desarrollo de competencias en el niño Sordo. Modelo de Educación Intercultural Bilingüe

by: David Torres, 127 pages

En este libro se presenta una nueva visión de la discapacidad auditiva desde el modelo de competencias e interculturalidad. Se relaciona la comunicación, el lenguaje, el pensamiento y el ...

Ley General de Educación (México)

by: jansen, 38 pages

Ley General de Educación (México)

Introduccion A Los Estilos De Vida Saludables

by: frej, 17 pages

INTRODUCCION A LOS ESTILOS DE VIDA SALUDABLES INTRODUCCION A LOS ESTILOS DE VIDA SALUDABLES Integrantes: LINA MARIA DIAZ SARMIENTO CARLOS ENRRIQUE CAMACHO POLO ELOISA MARIA VILLA ...

Tipos de Conexiones a Internet

by: chang, 11 pages

Tipos de conexiones a Internet Realizado por: Damián Chen y Nicolás Obregón Tipos de conexiones ADSL ( Asymmetrical Digital Subscriber Line) Fibra ...

Content Preview



LEY ORGÁNICA PARA LA PROTECCIÓN
DE NIÑOS, NIÑAS Y ADOLESCENTES

G.O. (5.859 Extraordinaria) 10/12/2007


LA ASAMBLEA NACIONAL
DE LA REPÚBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA

DECRETA

La siguiente,

LEY ORGÁNICA PARA LA PROTECCION DE NIÑOS,
NIÑAS Y ADOLESCENTES

TÍTULO I
DISPOSICIONES DIRECTIVAS

Artículo 1
Objeto
Esta ley tiene por objeto garantizar a todos los niños, niñas y adolescentes, que se
encuentren en el territorio nacional, el ejercicio y el disfrute pleno y efectivo de sus derechos
y garantías, a través de la protección integral que el Estado, la sociedad y a familia deben
brindarles desde el momento de su concepción.

Artículo 2
Definición de niño, niña y adolescente
Se entiende por niño o niña toda persona con menos de doce años de edad. Se entiende por
adolescente toda persona con doce años o más y menos de dieciocho años de edad.

Si existieren dudas acerca de sí una persona es niño o adolescente, niña o adolescente, se
le presumirá niño o niña, hasta prueba en contrario. Si existieren dudas acerca de sí una
persona es adolescente o mayor de dieciocho años, se le presumirá adolescente, hasta
prueba en contrario.

Artículo 3
Principio de igualdad y no discriminación
Las disposiciones de esta Ley se aplican por igual a todos los niños, niñas y adolescentes,
sin discriminación alguna fundada en motivos de raza, color, sexo, edad, idioma,

pensamiento, conciencia, religión, creencias, cultura, opinión política o de otra índole,
posición económica, origen social, étnico o nacional, discapacidad, enfermedad, nacimiento o
cualquier otra condición de los niños, niñas o adolescentes, de su padre, madre,
representante o responsable, o de sus familiares.

Artículo 4
Obligaciones generales del Estado
El Estado tiene la obligación indeclinable de tomar todas las medidas administrativas,
legislativas, judiciales, y de cualquier otra índole que sean necesarias y apropiadas para
asegurar que todos los niños y adolescentes disfruten plena y efectivamente de sus derechos
y garantías.

Artículo 4-A.
Principio de Corresponsabilidad
El Estado, las familias y la sociedad son corresponsables en la defensa y garantía de los
derechos de los niños, niñas y adolescentes, por lo que asegurarán con prioridad absoluta,
su protección integral, para lo cual tomarán en cuenta su interés superior, en las decisiones y
acciones que les conciernan.

Artículo 5
Obligaciones generales de la familia e igualdad de género en la crianza de los niños,
niñas y adolescentes
La familia es la asociación natural de la sociedad y el espacio fundamental para el desarrollo
integral de los niños, niñas y adolescentes. Las relaciones familiares se deben fundamentar
en la igualdad de derechos y deberes, la solidaridad, el esfuerzo común, la comprensión
mutua y el respeto recíproco entre sus integrantes. En consecuencia, las familias son
responsables de forma prioritaria, inmediata e indeclinable, de asegurar a los niños, niñas y
adolescentes el ejercicio y disfrute pleno y efectivo de sus derechos y garantías.

El padre y la madre tienen deberes, responsabilidades y derechos compartidos, iguales e
irrenunciables de criar, formar, educar, custodiar, vigilar, mantener y, asistir material, moral y
afectivamente a sus hijos e hijas.

El Estado debe asegurar políticas, programas y asistencia apropiada para que la familia
pueda asumir adecuadamente estas responsabilidades, y para que el padre y la madre
asuman, en igualdad de condiciones, sus deberes, responsabilidades y derechos. Asimismo
garantizará protección a la madre, al padre o a quienes ejerzan la jefatura de la familia.

Artículo 6
Participación de la sociedad
La sociedad debe y tiene derecho de participar activamente para lograr la vigencia plena y
efectiva de los derechos y garantías de todos los niños, niñas y adolescentes.

El Estado debe crear formas para la participación directa y activa de la sociedad en la
definición, ejecución y control de las políticas de protección dirigidas a los niños, niñas y
adolescentes.

Artículo 7
Prioridad Absoluta
El Estado, la familia y la sociedad deben asegurar, con Prioridad Absoluta, todos los

derechos y garantías de los niños, niñas y adolescentes. La prioridad absoluta es imperativa
para todos y comprende:

a) Especial preferencia y atención de los niños, niñas y adolescentes en la formulación y
ejecución de todas las políticas públicas.

b) Asignación privilegiada y preferente, en el presupuesto, de los recursos públicos para las
áreas relacionadas con los derechos y garantías de los niños, niñas y adolescentes y para
las políticas y programas de protección integral de niños, niñas y adolescentes.

c) Precedencia de los niños, niñas y adolescentes en el acceso y la atención a los servicios
públicos.

d) Primacía de los niños, niñas y adolescentes en la protección y socorro en cualquier
circunstancia.

Artículo 8
Interés Superior del Niños, Niñas y Adolescentes
El Interés Superior del Niños, Niñas y Adolescentes es un principio de interpretación y
aplicación de esta Ley, el cual es de obligatorio cumplimiento en la toma de todas las
decisiones concernientes a los niños, niñas y adolescentes. Este principio está dirigido a
asegurar el desarrollo integral de los niños, niñas y adolescentes, así como el disfrute pleno y
efectivo de sus derechos y garantías.

Parágrafo Primero. Para determinar el interés superior de niños, niñas y adolescentes en una
situación concreta se debe apreciar:

a) La opinión de los niños, niñas y adolescentes
b) La necesidad de equilibrio entre los derechos y garantías de los niños, niñas y
adolescentes y sus deberes.
c) La necesidad de equilibrio entre las exigencias del bien común y los derechos y garantías
del niño, niña o adolescente.
d) La necesidad de equilibrio entre los derechos de las personas y los derechos y garantías
del niño, niña o adolescente.
e) La condición específica de los niños, niñas y adolescentes como personas en desarrollo.

Parágrafo Segundo. En aplicación del Interés Superior de Niños, Niñas y Adolescentes,
cuando exista conflicto entre los derechos e intereses de los niños, niñas y adolescentes
frente a otros derechos e intereses igualmente legítimos, prevalecerán los primeros.

Artículo 9
Principio de gratuidad de las actuaciones
Las solicitudes, pedimentos, demandas y demás actuaciones relativas a los asuntos a que se
refiere esta Ley, así como las copias certificadas que se expida de las mismas se harán en
papel común y sin estampillas.

Los funcionarios y funcionarias administrativos y judiciales, así como las autoridades públicas
que en cualquier forma intervengan en tales asuntos, los despacharán con toda preferencia y
no podrán cobrar emolumento ni derecho alguno, ni aceptar remuneración.




TÍTULO II
DERECHOS, GARANTÍAS Y DEBERES


Capítulo I
Disposiciones Generales


Artículo 10
Niños, niñas y adolescentes sujetos de derecho
Todos los niños, niñas y adolescentes son sujetos de derecho; en consecuencia, gozan de
todos los derechos y garantías consagrados en favor de las personas en el ordenamiento
jurídico, especialmente aquellos consagrados en la Convención sobre los Derechos del Niño.

Artículo 11
Derechos y garantías inherentes a la persona humana
Los derechos y garantías de los niños, niñas y adolescentes consagrados en esta Ley son de
carácter enunciativo. Se les reconoce, por lo tanto todos los derechos y garantías inherentes
a la persona humana que no figuren expresamente en esta ley o en el ordenamiento jurídico.

Artículo 12
Naturaleza de los derechos y garantías de los niños, niñas y adolescentes
Los derechos y garantías de los niños, niñas y adolescentes reconocidos y consagrados en
esta Ley son inherentes a la persona humana, en consecuencia son:

a) De orden público;
b) Intransigibles;
c) Irrenunciables;
d) Interdependientes entre si;
e) Indivisibles.

Artículo 13
Ejercicio progresivo de los derechos y garantías
Se reconoce a todos los niños, niñas y adolescentes el ejercicio personal de sus derechos y
garantías, de manera progresiva y conforme a su capacidad evolutiva. De la misma forma, se
le exigirá el cumplimiento de sus deberes.

Parágrafo Primero
El padre, la madre, representantes o responsables tienen el deber y el derecho de orientar a
los niños, niñas y adolescentes en el ejercicio progresivo de sus derechos y garantías, así
como en el cumplimiento de sus deberes, de forma que contribuya a su desarrollo integral y a
su incorporación a la ciudadanía activa.

Parágrafo Segundo
Los niños, niñas y adolescentes en condición de discapacidad mental ejercerán sus derechos
hasta el máximo de sus facultades.



Artículo 14
Limitaciones y restricciones de los derechos y garantías
Los derechos y garantías de los niños, niñas y adolescentes reconocidos y consagrados en
esta Ley sólo pueden ser limitados o restringidos mediante ley, de forma compatible con su
naturaleza y los principios de una sociedad democrática y para la protección de los derechos
de las demás personas.

Capítulo II
Derechos, Garantías y Deberes

Artículo 15
Derecho a la vida
Todos los niños, niñas y adolescentes tienen derecho a la vida.

El Estado debe garantizar este derecho mediante políticas públicas dirigidas a asegurar la
sobrevivencia y el desarrollo integral de todos los niños, niñas y adolescentes.

Artículo 16
Derecho a un nombre y a una nacionalidad
Todos los niños, niñas y adolescentes tienen derecho a un nombre y a una nacionalidad.

Artículo 17
Derecho a la identificación
Todos los niños y niñas tienen el derecho a ser identificados o identificadas, inmediatamente
después de su nacimiento. A tal efecto, el Estado debe garantizar que los recién nacidos y las
recién nacidas sean identificados o identificadas obligatoria y oportunamente, estableciendo
el vínculo filial con la madre.

Parágrafo Primero
Las instituciones, centros y servicios de salud, públicos y privados, deben llevar un registro
de los casos de nacimientos que se produzcan en los mismos, por medio de fichas médicas
individuales, en las cuales constará, además de los datos médicos pertinentes, la
identificación de recién nacido o recién nacida mediante el registro de su impresión dactilar y
plantar, y la impresión dactilar, nombre y la edad de la madre, así como la fecha y hora de
nacimiento del niño, sin perjuicio de otros métodos de identificación.

Parágrafo Segundo
Las declaraciones formuladas a la máxima autoridad de la institución pública de salud donde
nace el niño o niña, constituye prueba de la filiación, en los mismos términos que las
declaraciones hechas ante los funcionarios del Registro del estado civil.

Artículo 18
Derecho a ser inscrito o inscrita en el Registro del Estado Civil
Todos los niños, niñas y adolescentes tienen derecho a ser inscritos o inscritas gratuitamente
en el Registro del Estado Civil, inmediatamente después de su nacimiento, de conformidad
con la ley.

Parágrafo Primero
El padre, la madre, representantes o responsables deben inscribir a quienes se encuentren
bajo su patria potestad, representación o responsabilidad en el Registro del Estado Civil.


Parágrafo Segundo
El Estado debe garantizar procedimientos gratuitos, sencillos y rápidos para la inscripción
oportuna de los niños y adolescentes en el Registro del Estado Civil. A tal efecto, dotará
oportunamente al mencionado registro de los recursos necesarios para dicha inscripción.
Asimismo, debe adoptar medidas específicas para facilitar la inscripción en el Registro del
Estado Civil, de aquellos o aquellas adolescentes que no lo hayan sido oportunamente.

Artículo 19
Declaración del nacimiento en instituciones públicas de salud
Cuando el nacimiento ocurriere en hospital, clínica, maternidad u otra institución pública de
salud, la declaración del nacimiento se hará ante la máxima autoridad pública de la
institución respectiva. Dicho funcionario o funcionaria extenderá la correspondiente acta
haciendo cuatro ejemplares del mismo tenor, en formularios elaborados al efecto,
debidamente numerados. Uno de los ejemplares se entregará al presentante, el otro lo
remitirá dentro del término previsto en el Artículo 20 de esta Ley a la primera autoridad civil
de la parroquia o municipio en cuya jurisdicción ocurrió el nacimiento, a fin de que esta
autoridad inserte y certifique la declaración en los respectivos libros del Registro del Estado
Civil. El tercer ejemplar se conservará en un archivo especial de la institución. Y el cuarto
ejemplar se remitirá a la Oficina Nacional de Identificación y Extranjería.

Parágrafo Primero
El niño o niña sólo puede egresar de la institución donde nació después de haberse dado
cumplimiento a lo dispuesto en este Artículo, para lo cual la máxima autoridad de las
mencionadas instituciones, de acuerdo a su organización interna, deberá tomar las medidas
necesarias para prestar este servicio, de manera permanente.

Parágrafo Segundo
La máxima autoridad de las instituciones públicas de salud, puede delegar las atribuciones
previstas en este Artículo en otros funcionarios o funcionarias de las mismas instituciones,
mediante resolución que dicte al efecto.

Artículo 20
Plazo para la declaración de nacimientos
Fuera de los casos previstos en el Artículo 19, la declaración de nacimiento debe hacerse
dentro de los noventa días siguientes al mismo, ante la primera autoridad civil de la parroquia
o municipio.

En aquellos casos en que el lugar de nacimiento diste más de tres kilómetros del lugar del
despacho de la primera autoridad civil, la declaración puede hacerse ante los comisarios o
comisarias así como ante el funcionario público o funcionaria pública más próximo,
competente para tales fines, quien la extenderá por duplicado en hojas sueltas y entregará
uno de los ejemplares al presentante y el otro lo remitirá al jefe o jefa civil de la parroquia o
municipio, quien lo insertará y certificará en los libros del Registro respectivo.

Artículo 21
Gratuidad en el Registro del Estado Civil
La autoridad del Registro del Estado Civil expedirá gratuita e inmediatamente las partidas de
nacimiento, tanto la primera partida de nacimiento como las copias certificadas
subsiguientes, ya sean presentados o presentadas los niños o niña dentro del lapso indicado

en el Artículo anterior o fuera de éste.

Las partidas de nacimiento no tendrán fecha de vencimiento, por tanto los organismos
públicos o privados no deben exigir partidas de nacimiento vigentes, sólo deben revisar si las
mismas son legibles y no contengan enmiendas ni tachaduras.

En caso de matrimonio, cuando uno o ambos contrayentes sean adolescentes, la autoridad
civil deberá solicitar copia certificada de la partida de nacimiento de los contrayentes con una
vigencia no superior a seis meses antes de la celebración del mismo.

Artículo 22
Derecho a documentos públicos de identidad
Todos los niños, niñas y adolescentes tienen derecho a obtener los documentos públicos que
comprueben su identidad, de conformidad con la ley.

El Estado debe asegurar programas o medidas dirigidos a garantizar la determinación de
identidad de todos los niños, niñas y adolescentes, incluidos el nombre, la nacionalidad y las
relaciones familiares.

Artículo 23
Dotación de recursos
El Estado debe dotar a las instituciones públicas de salud de los recursos necesarios, de
forma oportuna y suficiente, para dar cumplimiento a los Artículos 17 y 19 de esta Ley.

Artículo 24
Promoción del reconocimiento de hijos e hijas
Todos los beneficios o prestaciones de cualquier naturaleza que perciban los trabajadores y
las trabajadoras o les correspondan por concepto de nacimiento o de existencia de hijos, sólo
podrán ser pagados a quienes comprueben la filiación legalmente establecida de éstos.

Artículo 25
Derecho a conocer a su padre y madrea y a ser cuidados por ellos
Todos los niños, niñas y adolescentes, independientemente de cual fuere su afiliación, tienen
derecho a conocer a su padre y madre, así como a ser cuidados por ellos, salvo cuando sea
contrario a su interés superior.

Artículo 26
Derecho a ser criado en una familia
Todos los niños, niñas y adolescentes tienen derecho a vivir, ser criados o criadas y a
desarrollarse en el seno de su familia de origen. Excepcionalmente, en los casos en que ello
sea imposible o contrario a su interés superior, tendrán derecho a vivir, ser criados o criadas
y desarrollarse en una familia sustituta, de conformidad con la ley. La familia debe ofrecer un
ambiente de afecto, seguridad, solidaridad, esfuerzo común, compresión mutua y respeto
recíproco que permita el desarrollo integral de los niños, niñas y adolescentes.

Parágrafo Primero
Los niños, niñas y adolescentes sólo podrán ser separados o separadas de su familia de
origen cuando sea estrictamente necesario para preservar su interés superior. En estos
casos, la separación sólo procede mediante la aplicación de una medida de protección
aplicada por la autoridad competente y de conformidad con los requisitos y procedimientos

previstos en la Ley. Estas medidas de protección tendrán carácter excepcional, de último
recurso y, en la medida en que sea procedente, deben durar el tiempo más breve posible.

Parágrafo Segundo
No procede la separación de los niños, niñas y adolescentes de su familia de origen por
motivos de pobreza u otros supuestos de exclusión social. Cuando la medida de abrigo,
colocación en familia sustituta o en entidad de atención, recaiga sobre varios hermanos o
hermanas, éstos deben mantenerse unidos en un mismo programa de protección, excepto
por motivos fundados en condiciones de salud. Salvo en los casos en que proceda la
adopción, durante el tiempo que permanezcan los niños, niñas y adolescentes separados o
separadas de su familia de origen, deben realizarse todas las acciones dirigidas a lograr su
integración o reintegración en su familia de origen nuclear o ampliada.

Parágrafo Tercero
El Estado, con la activa participación de la sociedad, debe garantizar programas y medidas
de protección especiales para los niños, niñas y adolescentes privados o privadas temporal o
permanentemente de la familia de origen.

Artículo 27
Derecho a mantener relaciones personales y contacto directo con el padre y la madre.
Todos los niños, niñas y adolescentes tienen derecho a mantener, de forma regular y
permanente, relaciones personales y contacto directo con su padre y madre, aun cuando
exista separación entre éstos, salvo que ello sea contrario a su interés superior.

Artículo 28
Derecho al libre desarrollo de la personalidad.
Todos los niños, niñas y adolescentes tienen derecho al libre y pleno desarrollo de su
personalidad, sin más limitaciones que las establecidas en la ley.

Artículo 29
Derechos de los niños, niñas y adolescentes con necesidades especiales.
Todos los niños, niñas y adolescentes con necesidades especiales tienen todos los derechos
y garantías consagrados y reconocidos por esta Ley, además de los inherentes a su
condición específica. El Estado, las familias y la sociedad deben asegurarles el pleno
desarrollo de su personalidad hasta el máximo de sus potencialidades, así como el goce de
una vida plena y digna.

El Estado, con la activa participación de la sociedad, debe asegurarles:

a) Programas de asistencia integral, rehabilitación e integración.
b) Programas de atención, orientación y asistencia dirigidos a su familia.
c) Campañas permanentes de difusión, orientación y promoción social dirigidas a la
comunidad sobre su condición específica, para su atención y relaciones con ellos.

Artículo 30
Derecho a un nivel de vida adecuado.
Todos los niños, niñas y adolescentes tienen derecho a un nivel de vida adecuado que
asegure su desarrollo integral. Este derecho comprende, entre otros, el disfrute de:

a) Alimentación nutritiva y balanceada, en calidad y cantidad que satisfaga las normas de la

dietética, la higiene y la salud.
b) Vestido apropiado al clima y que proteja la salud.
c) Vivienda digna, segura, higiénica y salubre, con acceso a los servicios públicos esenciales.

Parágrafo Primero. El padre, la madre, representantes o responsables tienen la obligación
principal de garantizar, dentro de sus posibilidades y medios económicos, el disfrute pleno y
efectivo de este derecho. El Estado, a través de políticas públicas, debe asegurar
condiciones que permitan al padre y a la madre cumplir con esta responsabilidad, inclusive
mediante asistencia material y programas de apoyo directo a los niños, niñas, adolescentes y
sus familias.

Parágrafo Segundo. Las políticas del Estado dirigidas a crear las condiciones necesarias
para lograr el disfrute del derecho a un nivel de vida adecuado, deben atender al contenido y
límites del mismo, establecidos expresamente en esta disposición.

Parágrafo Tercero. Los niños, niñas y adolescentes que se encuentren disfrutando de este
derecho no podrán ser privados o privadas de él, ilegal o arbitrariamente.

Artículo 31
Derecho al ambiente.
Todos los niños, niñas y adolescentes tienen derecho a un ambiente sano y ecológicamente
equilibrado, así como a la preservación y disfrute del paisaje.

Artículo 32
Derecho a la integridad personal.
Todos los niños, niñas y adolescentes tienen derecho a la integridad personal. Este derecho
comprende la integridad física, síquica y moral.

Parágrafo Primero. Los niños, niñas y adolescentes no pueden ser sometidos a torturas, ni a
otras penas o tratos crueles, inhumanos o degradantes.

Parágrafo Segundo El Estado, las familias y la sociedad deben proteger a todos los niños,
niñas y adolescentes contra cualquier forma de explotación, maltrato, torturas, abusos o
negligencias que afecten su integridad personal. El Estado debe garantizar programas
gratuitos de asistencia y atención integral a los niños, niñas y adolescentes que hayan sufrido
lesiones a su integridad personal.

Artículo 32-A.
Derecho al buen trato.
Todos los niños, niñas y adolescentes tienen derecho al buen trato. Este derecho comprende
una crianza y educación no violenta, basada en el amor, el afecto, la comprensión mutua, el
respeto recíproco y la solidaridad.

El padre, la madre, representantes, responsables, tutores, tutoras, familiares, educadores y
educadoras deberán emplear métodos no violentos en la crianza, formación, educación y
corrección de los niños, niñas y adolescentes. En consecuencia, se prohíbe cualquier tipo de
castigo físico o humillante. El Estado, con la activa participación de la sociedad, debe
garantizar políticas, programas y medidas de protección dirigidas a la abolición de toda forma
de castigo físico o humillante de los niños, niñas y adolescentes.


Se entiende por castigo físico el uso de la fuerza, en ejercicio de las potestades de crianza o
educación, con la intención de causar algún grado de dolor o incomodidad corporal con el fin
de corregir, controlar o cambiar el comportamiento de los niños, niñas y adolescentes,
siempre que no constituyan un hecho punible.

Se entiende por castigo humillante cualquier trato ofensivo, denigrante, desvalorizador,
estigmatizante o ridiculizador, realizado en ejercicio de las potestades de crianza o
educación, con el fin de corregir, controlar o cambiar el comportamiento de los niños, niñas y
adolescentes, siempre que no constituyan un hecho punible.

Artículo 33
Derecho a ser protegidos y protegidas contra abuso y explotación sexual.
Todos los niños, niñas y adolescentes tienen derecho a ser protegidos y protegidas contra
cualquier forma de abuso y explotación sexual. El Estado debe garantizar programas
permanentes y gratuitos de asistencia y atención integral a los niños, niñas y adolescentes
que hayan sido víctimas de abuso o explotación sexual.

Artículo 34
Servicios forenses.
El Estado debe asegurar servicios forenses con personal especialmente capacitado para
atender a los niños, niñas y adolescentes, principalmente para los casos de abuso o
explotación sexual.

Siempre que sea posible, estos servicios deberán ser diferentes de los que se brinda a las
personas mayores de dieciocho años.

Artículo 35
Derecho a la libertad de pensamiento, conciencia y religión.
Todos los niños, niñas y adolescentes tienen derecho a la libertad de pensamiento,
conciencia y religión.

El padre, la madre, representantes o responsables tienen el derecho y el deber de orientar a
los niños, niñas y adolescentes en el ejercicio de este derecho, de modo que contribuya a su
desarrollo integral.

Artículo 36
Derechos culturales de las minorías.
Todos los niños, niñas y adolescentes tienen derecho a tener su propia vida cultural, a
profesar y practicar su propia religión o creencias y a emplear su propio idioma,
especialmente aquellos pertenecientes a minorías étnicas, religiosas, lingüísticas o
indígenas.

Artículo 37
Derecho a la libertad personal.
Todos los niños, niñas y adolescentes tienen derecho a la libertad personal, sin más límites
que los establecidos en la ley. No pueden ser privados de ella ilegal o arbitrariamente.

Parágrafo Primero. La retención o privación de libertad personal de los niños, niñas y
adolescentes se debe realizar de conformidad con la ley y se aplicará como medida de último
recurso y durante el período más breve posible.

Download
Ley Organica de Proteccion a los Niños, niñas y Adolescentes

 

 

Your download will begin in a moment.
If it doesn't, click here to try again.

Share Ley Organica de Proteccion a los Niños, niñas y Adolescentes to:

Insert your wordpress URL:

example:

http://myblog.wordpress.com/
or
http://myblog.com/

Share Ley Organica de Proteccion a los Niños, niñas y Adolescentes as:

From:

To:

Share Ley Organica de Proteccion a los Niños, niñas y Adolescentes.

Enter two words as shown below. If you cannot read the words, click the refresh icon.

loading

Share Ley Organica de Proteccion a los Niños, niñas y Adolescentes as:

Copy html code above and paste to your web page.

loading