This is not the document you are looking for? Use the search form below to find more!

Report home > Education

[HISTORIA] Temas largos de historia para selectividad

4.05 (19 votes)
Document Description
Temas largos (s. XIX y s.XX) de historia para selectividad de la comunidad de Madrid. Basados en lo impartido por la profesora María Victoria del Colegio Everest.
File Details
  • Added: June, 06th 2009
  • Reads: 22075
  • Downloads: 2229
  • File size: 788.58kb
  • Pages: 42
  • Tags: temas largos, temas, largos, s xx, s xix, xx, xix, selectividad, historia, madrid
  • content preview
Submitter
  • Username: alfongj
  • Name: alfongj
  • Documents: 12
Embed Code:

Add New Comment




Showing 1 comment

by inescm94 on April 07th, 2012 at 06:22 am
he intentado descargarme los apuntes pero no me deja y creo que son muy bueno, ¿me los podrias enviar por email sino es mucha molestia?
muchas gracias
Related Documents

Cambia de actitud, de look con el aceite de argan para el pelo asi como para la cara

by: tiendadergan, 15 pages

Empieza con hacer una visita al salón de belleza, asesórate con un profesionista para cambiar tu corte de cabello por uno que te favorezca, si tu cabello esta maltratado, y deseas una base ...

Batería de 16 ejercicios de técnica para la modalidad de espalda

by: secondo, 22 pages

Batería de 16 ejercicios de técnica para la modalidad de espalda

Ciclo de Talleres para Líderes Eficaces en Suscripción de Mega-Riesgos y Negociación de Reaseguros Facultativos

by: quidam00, 4 pages

Ciclo de Talleres para Líderes Eficaces en Suscripción de Mega-Riesgos y Negociación de Reaseguros Facultativos

Material de estudio para examen teórico de manejo

by: CIPE, 18 pages

Material de estudio para examen teórico de manejo

Revisan equipos de prepago para el transporte publico-El informador.2011

by: alertascc, 1 pages

Revisan equipos de prepago para el transporte publico-El informador.2011

“CORPOS SINGULARES E DANÇA CONTEMPORÂNEA: UM ESPAÇO DE ARTE PARA PESSOAS COM DEFICIÊNCIA” - 2008 - Virgínia Souza

by: Pedro Consorte, 117 pages

Título “CORPOS SINGULARES E DANÇA CONTEMPORÂNEA: UM ESPAÇO DE ARTE PARA PESSOAS COM DEFICIÊNCIA” - 2008. Habilitação Dança. Orientador ...

Factores Critico De Exito Para La Pyme Industrial[1]

by: hatsuna, 17 pages

Factores Critico De Exito Para La Pyme Industrial[1]

Poster85: Mejoramiento de arroz para la Zona Tropical de America Latina

by: lyyli, 1 pages

Poster85: Mejoramiento de arroz para la Zona Tropical de America Latina

Programa de actividades para la semana inglesa 2010

by: erin, 2 pages

Programa de actividades para la semana inglesa 2010

PolíTica De AristóTeles Para NiñOs

by: danae, 11 pages

Política de Aristóteles para niños Libro I, Capítulo II (1252 a). Origen y desarrollo de la ciudad. (Edición de Salvador Rus Rufino, Tecnos, Madrid, 2004) Copyleft Rafael Robles www ...

Content Preview
Bloque 9
9.1 Crisis de 1808: Guerra de la Independencia y revolución
política
En 1788 muere Carlos III y es sucedido por su hijo Carlos IV. Su padre le dejó ministros
ilustrados (como Jovellanos y Floridablanca) para asegurarse su buena gobernación, y
mantener el despotismo ilustrado. Godoy, proveniente de la baja burguesía, se convertirá en
valido de Carlos IV, y será quien dirija la política exterior.
Carlos IV
En 1789 estalla la Revolución Francesa, lo que pone en alerta a la corte de Carlos IV ante
posibles brotes revolucionarios en España. A consecuencia de esto, se distinguen dos etapas
de política exterior hacia Francia:
En una primera etapa, entre los años 1789 y 1795, España cierra las fronteras con Francia, y
prohíbe que se escriba nada (tanto en libros como periódicos) sobre su revolución. Tras la
decapitación de Luis XVI, España declarará la guerra a Francia, sumándose a otros países
absolutistas, como Inglaterra, Prusia y Austria, que ya lo habían hecho con anterioridad. En
1795, sin embargo, España será derrotada, y cederá a Francia el territorio de Sto. Domingo.
La segunda etapa comienza con un cambio brusco en esta política, al firmarse el Tratado de S.
Ildefonso (1796) por el cual España se alía con la Francia de Napoléon. Una de las causas para
la firma de este tratado es la presión que ejercía la flota inglesa contra la española. A pesar de
esto, las flotas francesa y española fueron derrotadas en Trafalgar (1805) por Inglaterra (con el
almirante Nelson al mando). Tras esta derrota, Napoleón trató de hacer un bloqueo comercial
a los ingleses, para lo que pretendió conquistar a su aliado Portugal. Por el Tratado de
Fontainebleau (a principios de 1808) se acordó que las tropas francesas (pasando por España)
junto con las españolas invadirían Portugal, tras lo que se repartirían sus territorios.
Sin embargo, en Marzo de 1808, mientras Carlos IV estaba en Aranjuez, la nobleza absolutista
junto con Fernando VII (hijo de Carlos IV) puso al pueblo en contra de Godoy, provocando el
Motín de Aranjuez, en el que se obligó a Carlos a abdicar en su hijo, y Godoy tuvo que exiliarse
a Francia. Esto provocará que Napoleón pierda la confianza en la familia real española, y les
llame a ambos (padre e hijo) a ir a Bayona (Francia). Allí, Napoleón obliga a Fernando a abdicar
en su padre, y a este en José de Bonaparte.
A partir de este incidente comenzará en España la Guerra de la Independencia, que podemos
dividir en tres periodos:
Primera fase de la Guerra de la Independencia
José I se dirige a Madrid para reinar en España. Con la intención de implantar reformas
liberales trae la Constitución de Bayona. Es una Carta Otorgada: desde el poder de la figura del
monarca, se otorgan derechos al pueblo. Sin embargo, el 2 de mayo de 1808, el pueblo de
Madrid ve que el último miembro de la familia real sale de palacio, y considera que los reyes
han sido secuestrados, por lo que se produce una sublevación popular. Pronto, acuden de los

pueblos madrileños a luchar contra los franceses, e incluso el alcalde de Móstoles declara la
guerra a Napoleón. Sin embargo, el 3 de mayo los franceses responderán con una durísima
represión, fusilando a muchos ciudadanos para tratar de asustar y frenar la revuelta. Pero esto
causará el efecto contrario: la revolución pronto se extiende por toda España, e incluso parte
del ejército español se pone del bando de los rebeldes. En Bailén, Andalucía, tropas lideradas
por el general Castaños derrotarán al ejército francés.
A causa de esto, José I abandona Madrid y Napoleón entra en España con la Grande Armée, un
ejército de 250.000 hombres. Con él, sitiará ciudades, y finalmente acabará derrotando a los
rebeldes, con lo que José I será restituido en el poder.
Segunda fase de la Guerra de la Independencia
El pueblo español comenzará entonces a organizarse en guerrillas: pequeños grupos de
soldados, voluntarios y armados, que formaban patrullas y hacían asaltos rápidos para
sabotear al ejército francés.
Tercera fase de la Guerra de la Independencia
En 1812, el ejército francés está ya agotado. El frente ruso está siendo debilitado, por lo que
muchos de los soldados que se encontraban en la Península tienen que trasladarse hacia allá.
Esta situación fue aprovechada por Wellington quien entrará por Portugal en la península y,
con ayuda de las guerrillas españolas, derrotará a los franceses, expulsándolos de España en
1813, tras lo que se prepara la vuelta de Fernando VII.
Organización rebelde
Durante la guerra se produce en España una revolución política: Mientras el gobierno oficial
era el de José I, siguiendo la Constitución de Bayona, con el Consejo de Castilla y rodeado de
afrancesados, paralelamente existe toda una organización rebelde clandestina:
Estaba formada por juntas locales en los pueblos, reunidas en juntas provinciales, y estas a su
vez reunidas en la Junta Suprema Central. Esta última estaba formada por el Consejo de
Regencia (5 hombres que representaban a Fernando VII) y las Cortes, en que se elaboró una
constitución propia.
Dentro de la población se pueden distinguir una serie de tendencias políticas: Por un lado, los
afrancesados, que eran ilustrados, intelectuales, y apoyaban a José I para que este les trajera
el liberalismo. Por otro lado estaban los rebeldes, dentro de los cuales, a su vez, había 3
corrientes: los liberales, que constituyeron las Cortes de Cádiz, y buscaban la abolición del
Antiguo Régimen; los jovellanistas, partidarios de reformas más moderadas; y los absolutistas,
a favor de la vuelta de Fernando VII como monarca absolutista.



9.2 Las Cortes de Cádiz y la Constitución de 1812
Organización rebelde
[RESUMIR EN 15 LÍNEAS EL TRATADO DE FONTAINEBLEAU, LAS ABDICACIONES DE BAYONA, LA
SUBLEVACIÓN DE MAYO DE 1808, LA ENTRADA DE NAPOLEÓN Y LA ORGANIZACIÓN REBELDE]
Tras las revueltas de 1808 y la posterior represión por parte de Napoleón, la España rebelde se
organizará clandestinamente en juntas locales, agrupadas en juntas provinciales, y estas en la
Junta Suprema Central. Ésta nombra un consejo de regencia de 5 hombres para tomar
decisiones en sustitución de Fernando VII, ya que considera ilegítimo a José I.
Cortes de Cádiz: Constitución y decretos
El Consejo de Regencia convocará unas elecciones para diputados a la corte, a través de las
juntas provinciales. Las colonias americanas también tuvieron juntas, pero no tuvieron
representación en las cortes debido a las dificultades del viaje. Las cortes se establecerán en la
isla de S. Fernando en Cádiz, donde irán los representantes electos (unos 300 en total).
Las sesiones comienzan en septiembre de 1810 y acaban en 1813. Entre los asistentes había
representantes de las tres tendencias rebeldes: absolutistas (partidarios de la vuelta del
absolutismo con Fernando VII), jovellanistas (que buscaban reformas moderadas) y liberales
(cuya intención era la completa abolición del Antiguo Régimen). En general, eran miembros del
clero y burgueses intelectuales (90 clérigos, 56 abogados, funcionarios, militares, escritores…).
Antes de la llegada de todos los diputados, se llega a unos primeros acuerdos: que el
parlamento estaría formado por una única cámara, a pesar de que los moderados pedían dos:
congreso y senado (= representación de las clases privilegiadas), y la legitimidad de Fernando
VII como monarca español.
Finalmente, se comienza a redactar la Constitución de 1812, en la que se reconoce la igualdad
de derechos entre españoles e hispanoamericanos, el principio de Soberanía Nacional (el
poder es del pueblo) y se establece la división de poderes (legislativo en las cortes, ejecutivo
en el Rey, judicial en los tribunales). Como método de votación se propone el sufragio
universal masculino indirecto (a través de representantes). Finalmente, se reconoce la
confesionalidad del estado, se suprime la esclavitud en las colonias y se recogen una serie de
derechos y libertades como la de imprenta, de expresión, el Habeas Corpus
Además de la constitución, las Cortes elaboran una serie de decretos que concretan los
principios de ésta: se suprimen los derechos señoriales, los gremios (que van en contra de la
liberalización económica), la Inquisición… Y, siguiendo con el modelo de liberalismo
económico, se eliminan los privilegios de la Mesta, y se decreta la desamortización
(expropiación de tierras para aumentar la productividad) de las órdenes religiosas militares, y
de los jesuitas.


9.3 Fernando VII: Absolutismo y liberalismo. La emancipación de
la América española
Fernando VII llega a España en 1814, y reinará desde este año hasta el 33. Este reinado se
puede dividir en 3 etapas:
Vuelta al absolutismo
La primera es la vuelta al absolutismo, desde 1814 hasta 1820. Tras ser José I expulsado
definitivamente de España, Fernando VII, que se encontraba en Bayona, es reconocido por
Napoleón como rey, y prepara su vuelta al país.
Mientras, los miembros de las Cortes de Cádiz habían preparado un itinerario por la península
para Fernando VII cuya finalidad era que firmara la Constitución de 1812 a su llegada a Madrid.
Sin embargo, Fernando regresa a España por mar, y desembarca en Valencia donde le
aguardaba un comité absolutista. Éstos le entregarán el “Manifiesto de los Persas”, en el cual
se le pedía que restableciera el absolutismo, y Fernando lo aceptará. Suprime toda la tarea
hecha por el gobierno rebelde a su ausencia: no acepta la constitución ni los decretos, disuelve
las cortes y persigue a los liberales (que se exiliarán a Francia o Inglaterra), reinstaurando el
Antiguo Régimen (lo cual estaba ocurriendo también en otras naciones europeas).
Además, durante este periodo la situación económica fue delicada, debido a la guerra, por la
que se había detenido parte del comercio y artesanía, a los costes para el estado que suponía
la reinstauración de los derechos señoriales, y a los gastos militares necesarios para combatir
rebeldías surgidas en Sudamérica.
Por todo ello, habrá varias sublevaciones liberales contra el monarca, que en 1820 alcanzarán
la victoria con el Pronunciamiento de Riego.
Trienio Liberal
Comienza la segunda etapa, el Trienio Liberal, que duró desde 1820 hasta 1823. Las tropas
españolas se encontraban concentradas en Sevilla para dirigirse a combatir las sublevaciones
en Hispanoamérica. El coronel liberal Rafael Riego aprovechará esta situación para rebelarse
ante el régimen absolutista, sin encontrar apenas resistencia. Esta revolución se extenderá
rápidamente, y Fernando VII se verá obligado a firmar la Constitución de 1812, que comienza a
tener vigor, junto con los decretos de las cortes. [CONTAR AQUÍ POR ENCIMA ALGUNOS DE
LOS PRINCIPIOS DE LA CONSTITUCIÓN Y DE LOS DECRETOS]
Además, se iniciará una desamortización del clero, que consistía en la expropiación de sus
tierras para venderlas en subasta, ya que estaban en arriendo y eran improductivas. Durante
este periodo, comienzan a surgir tensiones dentro de los propios liberales.
Sin embargo, mientras todo esto ocurría, Fernando VII pedirá ayuda en secreto a la Santa
Alianza, que era un organismo formado por las principales potencias europeas con el objetivo
de defender el absolutismo y eliminar cualquier brote liberal. En 1823, ésta envió a España un
ejército llamado Los Cien Mil Hijos de San Luis, formado por 60.000 franceses y 30.000
españoles, que conseguirá eliminar de nuevo el régimen liberal y la constitución, para volver al
Antiguo Régimen.

Década Ominosa
Con esto, comienza la tercera etapa, la Década Ominosa, desde el año 1823 hasta el 1833. Una
vez reinstaurado el absolutismo, Fernando dictará una serie de medidas para tratar de mejorar
la economía potenciando el desarrollo de la burguesía financiera y la revolución industrial.
En 1830 comienza el problema sucesorio. El heredero de Fernando había sido, hasta ese
momento, su hermano Carlos María Isidro. Sin embargo, Fernando tuvo una hija, Isabel, y
derogó la Ley Sálica (que sólo permitía reinar a varones) con la Pragmática Sanción. Esto será el
desencadenante de las futuras guerras carlistas. Finalmente, Fernando VII morirá en 1833.
Independencia de Hispanoamérica
Paralelamente, durante el reinado de Fernando se independizarán muchas de las colonias
sudamericanas, entre los años 1814 y 1825.
Durante la Guerra de la Independencia, Hispanoamérica también se organizó en juntas, y las
medidas de liberalismo económico tomadas les favorecieron mucho, especialmente a la
burguesía criolla. Sin embargo, con la reinstauración del Antiguo Régimen por parte de
Fernando VII, verán sus intereses frustrados, por lo que comienzan su independencia. Fueron
apoyados y financiados por ingleses y estadounidenses (estos últimos siguiendo la doctrina
Monroe, por la que se declararon defensores de Sudamérica).
Comenzará a organizarse un ejército en el virreinato de Río de la Plata, liderado por San
Martín, y en el norte otro liderado por Simón Bolívar. España envía tropas a combatirles,
mientras que Inglaterra y EEUU financiarán a los rebeldes. Finalmente, en 1824 los dos
ejércitos rebeldes se unen en Perú, donde, en la Batalla de Ayacucho, lograrán la victoria, y
Hispanoamérica entera se independizará de España salvo por Cuba y Puerto Rico. Por ello, se
frenará la llegada de oro y plata al país y se vendrá abajo gran parte del comercio, lo que
perjudicará gravemente a nuestra economía.
Tras su independencia Hispanoamérica quedó fragmentada, debido a una serie de conflictos (a
pesar de que Simón Bolívar tenía la idea de formar unos estados unidos de centro y
Sudamérica). Dejó de depender económicamente de España para pasar a depender de
Inglaterra y EEUU, vendiéndoles materias primas a cambio de manufacturas. Finalmente, la
sociedad quedó muy diferenciada: una minoría criolla poseía la mayoría de la riqueza, mientras
que el resto de habitantes estaban sumidos en una gran pobreza.







Bloque 10
10.1 Oposición al sistema liberal: Las guerras carlistas. La
cuestión foral

Causas y bandos de las guerras carlistas
Hasta 1830 el heredero al trono español era Carlos María Isidro, hermano de Fernando VII, ya
que éste no tenía descendencia. Sin embargo Fernando tendrá una hija, Isabel, y derogará la
Ley Sálica (que sólo permitía reinar a herederos varones) mediante la Pragmática Sanción. Esto
chocará con los intereses de su hermano y de los absolutistas, que temían que con Isabel
viniera el liberalismo. Fernando, presionado, elimina la Pragmática Sanción estando su mujer
embarazada, y confiando en que tuviera un hijo varón. Pero nació otra hija, por lo que
Fernando vuelve a promulgar la Pragmática Sanción.
Tras la muerte de Fernando VII, en 1833, su esposa Mª Cristina se convierte en regente, hasta
que Isabel, reina legítima, alcanzara la mayoría de edad. Entonces los absolutistas,
defendiendo que Carlos María era el heredero legítimo, declararon la guerra a Mª Cristina. Se
desarrollarán tres guerras carlistas: La primera, de 1833 hasta 1840, con Carlos María (Carlos
V) de heredero de la corona. La segunda, de 1846 a 1849, en el que el candidato a la corona
fue el hijo de Carlos María, el conde de Montemolín (Carlos VI). La tercera y última, entre los
años 1872 y 1876, con el nieto de Carlos VI (Carlos VII) como heredero. Estas guerras suponen
una traba para el progreso del liberalismo, debido a que gran parte de los ingresos económicos
eran utilizados para costear la guerra.
En estas guerras, se distinguen dos bandos: carlistas e isabelinos. Los carlistas eran
absolutistas, partidarios de continuar con el Antiguo Régimen, la sociedad estamental… Y
defensores de los fueros, la tradición, la Iglesia, y contrarios al liberalismo económico. Eran
miembros del bajo clero, campesinos, artesanos, etc. y excombatientes absolutistas de la
Guerra de la Independencia. Los lugares donde el carlismo tiene mayor apoyo son sobre todo
en el Norte: País Vasco, Navarra, Norte de Castellón (El Maestrazgo) y Cataluña. Esto es debido
a que los liberales eran partidarios de la eliminación de sus fueros.
Los liberales apoyan a Isabel y por tanto a la regenta Mª Cristina. Eran partidarios de abolir el
absolutismo, de establecer una constitución, suprimir los gremios y fueros, y de dar paso al
liberalismo económico eliminando el mercantilismo. Eran la burguesía, los intelectuales y
buena parte del ejército. Estos liberales se dividirán a su vez en progresistas y moderados.
1ª Guerra Carlista:
Parte del ejército se pone de parte de los absolutistas, con generales como Maroto,
Zumalacárregui y Cabrera.
Comienza el conflicto y una expedición que sale desde el Maestrazgo (Castellón), encabezada
por Carlos María Isidro, llega a las puertas de Madrid. Sin embargo, deciden retirarse, a pesar
de que el ejército liberal se había dirigido al Norte para combatir País Vasco, y por tanto,
Madrid estaba apenas sin defensas.

Mientras, el general Zumalacárregui organiza el ejército carlista en el País Vasco, y son sitiados
en Bilbao por los liberales. Allí muere Zumalacárregui. Su muerte provoca un descontrol entre
los carlistas y muchos voluntarios se retiran. A partir de este momento las derrotas carlistas se
van sucediendo y Carlos María Isidro se exiliará a Francia.
Maroto comienza entonces las negociaciones de paz con el general Espartero (isabelino), sin la
aprobación de Carlos María. Se firma el Convenio de Vergara (1839) por el que los miembros
del ejército carlista se podían incorporar al ejército isabelino, respetándose sus cargos
militares y se le reconocieron al País Vasco y Navarra algunos de sus fueron. De esta manera,
se pone fin a la primera guerra carlista.
Además, en 1840, debido a sus éxitos militares, Espartero sustituirá en la regencia a María
Cristina, exiliada en París.
2ª Guerra Carlista:
En 1846 comienza una nueva guerra carlista, debido al fracaso en las negociaciones
matrimoniales entre Isabel II y Carlos VI, extendiéndose revueltas por Cataluña. En este
conflicto, los carlistas forman guerrillas aisladas, que reivindicaban el regreso de los fueros.
La mayoría de guerrillas carlistas son derrotadas por el ejército isabelino en Barcelona, pero
hasta 1860 hay actuaciones esporádicas por parte de grupos aislados.
3ª Guerra Carlista
La 3ª guerra carlista comienza después de la llegada al trono de España de Amadeo I de Saboya
tras la expulsión de Isabel II, en la que se reivindicaba el derecho al trono de Carlos VII antes
que el italiano.
La guerra (sublevación) se situó en Cataluña, País Vasco, Navarra y zonas del Maestrazgo. El
ejército liberal logra vencer a los carlistas en las batallas de Seu D’ Urgell y Montejurra. Duró
de 1872 hasta 1876.
Tras la guerra, y durante el reinado de Alfonso XII, parte de los excombatientes carlistas dejan
las armas para formar un partido político ultraconservador, con las mismas reivindicaciones.
Consecuencias
La sucesión de las guerras carlistas y la derrota de éstos trajo una serie de consecuencias para
el país:

1. La derrota de las ideas y postulados del absolutismo. El liberalismo se va a establecer
definitivamente.
2. Una crisis económica, causada por los excesivos gastos de la guerra, por la cual se
tendrán que llevar a cabo dos desamortizaciones.
3. El ejército liberal adquiere un gran prestigio, lo que llevará a una excesiva influencia
sobre el poder político por parte de grupos militares (pretorianismo).



10.2 Isabel II: Las regencias
En 1833, tras la muerte de Fernando VII, Isabel II es declarada heredera asumiendo su madre la
regencia, y Carlos María Isidro le declara la guerra. A Carlos le apoyaban los absolutistas, con lo
cual Mª Cristina tiene que buscar el apoyo en los liberales. Esto da lugar al inicio, en España, de
una revolución política: la supresión del antiguo régimen, dando paso al liberalismo.
Dentro del régimen liberal, desde el principio, aparecen 2 tendencias que acabaran siendo
partidos políticos. Por un lado los moderados, y por el otro los progresistas.

MODERADOS
PROGRESISTAS
-
Liderados por el G. Narváez
-
Liderados por el G. Espartero
-
Defienden la soberanía nacional
-
Defienden la soberanía nacional plena
compartida entre las cortes y el rey.
de las cortes.
-
División de poderes no plena (influida
-
Plena división de poderes.
por el Rey).
-
Apoyan la libertad de culto
-
Apoyan la confesionalidad del estado
(aconfesionalidad).
-
Reconocen la libertad pero con
-
Libertades plenas.
condiciones.
-
Liberalismo económico.
-
Económicamente proteccionistas.
Apoyan la intervención del Estado.

-
Sufragio censitario, de los que
-
Partidarios del sufragio universal
poseían las rentas más altas
masculino.
-
Dan mayor peso a los impuestos
-
Dan un mayor peso a los impuestos
indirectos.
directos.
-
Elaboran la Constitución de 1845
-
Elaboran la Constitución de 1837 y la
de 1856 (non nata)

María Cristina se apoya en los moderados. Nombra a Cea Bermúdez presidente del gobierno,
que era muy moderado (conservador), y buscaba un despotismo ilustrado, más que un
régimen liberal. Sin embargo, Mª Cristina pronto le tendrá que sustituir por Martínez de la
Rosa. Su primera medida es elaborar el Estatuto Real, en el cual se realiza una convocatoria
para las cortes, (bicamerales), pero que, sin embargo, apenas tenían poder real. Fracasará y se
producen revueltas por parte de los progresistas, y hay un alto nivel de malestar, por lo que la
regente tuvo que nombrar a presidentes más reformistas: el primero es Toreno, que tiene
como ministro a Mendizábal. Sin embargo, vuelve a haber una sublevación progresista (en la
Granja), tras la cual la regente nombra como presidente a Calatrava, que mantiene a
Mendizábal como ministro de Hacienda y lleva a cabo reformas progresistas, como la
desamortización: consistía en la expropiación de los bienes de la Iglesia para venderlos en
subasta. Mendizábal también disuelve órdenes religiosas, salvo las dedicadas a la enseñanza y

hospitales. Además abolió los señoríos (derecho que impedía que se vendieran o expropiasen
tierras de los nobles).
Se elabora y se aprueba la Constitución de 1837, de carácter más progresista y basada en la del
12. Ésta mantiene la soberanía nacional, implanta la no confesionalidad del Estado, se
reconocen nuevos derechos y libertades (de imprenta, de expresión…) y se establece una
forma de gobierno bicameral.
A partir de su promulgación comienza a haber presiones de los moderados que querían un
sufragio más restringido y pretendían implantar la Ley de Ayuntamientos, por la cual los
alcaldes serían elegidos desde el gobierno central, y no en cada pueblo. Debido a estas
presiones, Mª Cristina dimite como regente, se exilia a Francia y se nombra en 1840 a
Espartero como regente.
Este general cometerá dos grandes errores que le obligarán a exiliarse a Inglaterra en 1843:
pretendió liberalizar el comercio, por lo que la industria textil británica inundó España y la
empresa catalana se vio resentida. Además, fue cogiendo cotas de poder volviéndose cada vez
más autoritario. Por ello, Espartero perdió todos los apoyos, incluso los de su propio partido.
En 1843 fue sustituido por Isabel II tras aprobarse su mayoría de edad en las cortes, propuesta
por el general Narváez.

10.3 Isabel II: El reinado efectivo
Isabel II sube al poder en 1843 y va a estar hasta 1868 en que es expulsada. Su reinado puede
dividirse en tres periodos: el Gobierno Moderado, con Narváez como presidente (1843-54). El
Bienio Progresista, en el que vuelve Espartero (1854-56) y la Unión Liberal, presidida por
O’Donnell, que era de carácter centralista, formada tanto por moderados como progresistas
(1856-68). [HABLAR DE LAS PRINCIPALES DIFERENCIAS ENTRE MODERADOS Y LIBERALES]
1er periodo: Gobierno moderado
La tarea del gobierno de Narváez será consolidar las estructuras y organismos del régimen
liberal. Tendrá el apoyo de los moderados: un grupo social minoritario pero con bastante
poder económico y con riquezas, que era considerado el motor económico del país. Además,
los principales puestos de poder estaban en manos de militares debido a la popularidad que
estos tenían tras las victorias contra los carlistas (pretorianismo).
La Constitución del 37 no se adecuaba las ideas del gobierno de Narváez, por lo que se
comienza a redactar una constitución nueva más moderada. En esta constitución (Constitución
del 45)
se impone el sufragio censitario, se reducen algunos derechos y se da más poder al Rey.
Además, se restablece la Ley de Ayuntamientos (por la cual desde el poder central se elegían
los alcaldes de los ayuntamientos). Se efectúa una reforma fiscal: el ministro de Hacienda
establece, además de impuestos directos, indirectos, como el consumo (sobre los artículos de
1ª necesidad). Se crea la Guardia Civil que se encarga del orden y del control de las zonas
rurales (exclusivamente). Se organizan el código civil y el código penal. Se estandariza el
sistema de pesos y medidas para toda España. Se firma un concordato con la Iglesia (se añade

la confesionalidad del Estado), distanciada a raíz de la desamortización de sus tierras con el
anterior gobierno.
Sin embargo, la mayoría de la población estaba en descontento con el gobierno, y en 1854
triunfa una sublevación militar llamada “La Vicalvarada” protagonizada por militares
progresistas, liderada por Espartero (vuelto del exilio) y Serrano.
2º periodo: Bienio progresista
Comienza en 1854 el Bienio Progresista con Espartero como jefe de gobierno. Se hacen
algunas reformas como una segunda desamortización por parte de Madoz (ministro de
Hacienda), esta vez de tierras comunales, que los campesinos usaban para recoger frutos, leña,
etc., y que trajo revueltas campesinas.
Se inicia la redacción de una nueva constitución que no llegara a ser implantada porque en
1856, la Reina Isabel disolverá las Cortes, y convocará unas nuevas elecciones en las que saldrá
elegido el militar O’Donnell como presidente, poniendo así fin al Bienio Progresista.
3er periodo
Durante el gobierno de O’Donnell, presidente del partido Unión Liberal, se harán una serie de
reformas, siendo la más importante la creación de un sistema de ferrocarriles, que disminuyó
el paro, ya que dio trabajo a numerosas personas. Además, se realizan junto a Francia
expediciones a Méjico e Indochina. Sin embargo, con la llegada de una crisis económica y
social, comienzan revueltas y O’Donnell será cesado del poder. Narváez retoma el poder, con
una política de represión, dura, y de control.
En 1866 los progresistas (liderados por Prim) y los demócratas (formados por monárquicos y
republicanos) firman el Pacto de Ostende para expulsar a Isabel II del trono. Más tarde,
O’Donnell muere y el general Serrano le sustituye en el mando de la Unión Liberal, y decide
unirse al pacto. En 1868 comienza la revolución de la Gloriosa, que mediante una sublevación
militar y con gran apoyo popular, consigue la expulsión de Isabel II, que se exilia a Paris. Con su
marcha comienza el Sexenio Democrático.

10.4 Sexenio democrático (1868-1874): El reinado de Amadeo I y
la Primera República
Dentro del Sexenio Democrático se distinguen tres periodos: el gobierno provisional de
Serrano (1868-70), el reinado de Amadeo I de Saboya (1870-73) y la Primera República (1873-
74).
Gobierno provisional
Después de la marcha de Isabel II, tras la revolución de La Gloriosa en 1868, el pueblo se
organiza en juntas y se inician algunos focos de revolución social. Por ello, los militares que
provocaron la revolución de la Gloriosa rápidamente forman un gobierno provisional liderado
por 3 generales: Serrano, Prim y Topete cuya primera medida será disolver las juntas y las
milicias populares. Además, dan los primeros pasos para la convocatoria de cortes para la

Download
[HISTORIA] Temas largos de historia para selectividad

 

 

Your download will begin in a moment.
If it doesn't, click here to try again.

Share [HISTORIA] Temas largos de historia para selectividad to:

Insert your wordpress URL:

example:

http://myblog.wordpress.com/
or
http://myblog.com/

Share [HISTORIA] Temas largos de historia para selectividad as:

From:

To:

Share [HISTORIA] Temas largos de historia para selectividad.

Enter two words as shown below. If you cannot read the words, click the refresh icon.

loading

Share [HISTORIA] Temas largos de historia para selectividad as:

Copy html code above and paste to your web page.

loading